Belleza       Recetas       Salud       Ocio   Amigos     Horoscopos  
 

La Obsesión por el trabajo

Esta patología es habitual en personas ambiciosas o inseguras que se encuentran en entornos de trabajo competitivos...

FUENTE: ieanet.com

La valoración positiva de que disfruta el trabajo en nuestra sociedad, como elemento primordial en la vida de las personas, hace que resulte complicado establecer el momento en que esta ocupación sobrepasa unos determinados límites y se convierte en una adicción.

Para poder hablar de adicción al trabajo y diferenciarla de aquellos períodos concretos en los cuales se produce un incremento del trabajo habitual, hará falta que tengan lugar unos determinados signos de alarma. Por ejemplo, que el adicto organice toda su vida en torno al objeto adictivo, en este caso, el trabajo. Esta relación laboral le absorberá de manera importante, convirtiéndose en una necesidad y escapando al acto voluntario. En estos casos, el afectado anticipa, a cambio, unas recompensas positivas: incentivos económicos, reconocimiento, etc. Progresivamente, esta conducta se va convirtiendo en un círculo vicioso y se ponen de manifiesto toda una serie de consecuencias negativas:

A nivel físico: fatiga, insomnio, pérdida de peso y apetito, trastornos sexuales...
A nivel psíquico y somático: ansiedad, irritabilidad, falta de concentración y atención, síntomas depresivos (tristeza, apatía...).
A nivel relacional: disminución de la comunicación con amigos y familiares, falta de interés, reducción o abandono de todas aquellas actividades no vinculadas al trabajo...

Para contrarrestar estas fuentes de malestar que genera la propia adicción, se puede producir el abuso de sustancias como el alcohol, el café, el tabaco o los ansiolíticos.

La adicción al trabajo no se presenta en cualquier tipo de ocupación. Según los especialistas de ISEP Clínic, en trabajos rutinarios, con baja competitividad y pocas posibilidades de promoción, no se suele desarrollar. En cambio, es probable que surja en trabajos orientados a objetivos, en los cuales existe la posibilidad de lograr incentivos y en donde la competencia, tanto interna como externa, se encuentra a la orden del día.

Del mismo modo, no todo el mundo que trabaja en estos ámbitos generará este tipo de adicción. Será más probable que eso ocurra a partir de unos determinados patrones de personalidad:

· Personas altamente ambiciosas, para quienes la consecución de determinados objetivos económicos, profesionales o de posicionamiento social será prioritaria.
· Personas inseguras, con baja autoestima, que fácilmente se sienten superadas ante pequeños obstáculos. · Personas con dificultades para establecer relaciones personales y que encuentran en la profesión la manera de llenar este vacío.

Según los profesionales de ISEP Clínic, el trabajo del psicólogo, en estos casos, irá encaminado a establecer, una vez explorada e identificada la problemática concreta de la persona adicta, una serie de medidas que permitan un cambio significativo en la vinculación con el entorno laboral y la recuperación de un estilo de vida satisfactorio a todos los niveles.

Firmado: ISEP Instituto Superior de Estudios Psicológicos
Opinión publicada en: www.isep.es

 
 
 
 

La Obsesión por el trabajo

Esta patología es habitual en personas ambiciosas o inseguras que se encuentran en entornos de trabajo competitivos...

Ir a: La Obsesión por el trabajo

Reduce grasa abdominal

No permitas que tu abdomen siga creciendo, sigue los siguientes pasos y verás como bajarás ese abdomen en poco tiempo.

Ir a: Reduce tu grasa abdominal

 

¡Aprendo entre rejas!

Paris Hilton afirma que está “aprendiendo y creciendo” en prisión y asegura que no apelará la sentencia

Ir a: Paris Hilton, dice: ¡Aprendo entre rejas!

Madonna y Guy Ritchie

En News of the World, hablan de la mala relación que tiene Madonna y Guy Ritchie...

Ir a: Madonna y Guy Ritchie

 

 

Copyright © 2006-2019. MujerNatura.com. Todos los derechos reservados.
contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad